Selah

«Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Seré exaltado entre las naciones! ¡Seré enaltecido en la tierra!».

‭‭Salmo‬ ‭46‬:‭10

Selah es una palabra hebrea que no tiene un significado concreto, pero el concepto se relaciona con hacer una pausa para meditar en lo que se venía haciendo y prepararse para lo que viene. Aparece setenta y cuatro veces en la Biblia, setenta y una en los Salmos y tres en Habacuc 3. Musicalmente parece ser un silencio para un cambio de tonalidad o una pausa para cambiar la dinámica.

Quizás en este momento Dios está susurrando a tu oído: “Selah”; nuestra vida es una sinfonía de amor compuesta por Él y debemos sonar como a Él le gusta. Cuando nos pide un silencio o pausa es para cambiarnos a su manera:

  • Detente y escucha
  • Para y piensa
  • Haz una pausa para contemplar

Son frases que expresan el significado de selah. Los eruditos hebreos afirman que significa: “Detente”, el Eterno va a hablarte Selah servirá para que hagas una pausa a todo lo que te rodea y te enfoques.

Dios forma y el Diablo deforma, pero CRISTO TRANSFORMA. A través del selah le permitiremos al Padre formar al Hijo en nosotros, esa imagen que se desdibuja en una persona “intoxicada” con cosas que no pertenecen ni ayudan a desarrollar su diseño original. En lo natural, ¿Cómo nos damos cuenta si estamos intoxicados? Algunos síntomas, que podemos ver en lo natural y que puedes tratar de hacer un paralelo en lo espiritual son:

  • Dolores de cabeza
  • Alteración del sueño e insomnio.
  • Irritabilidad, ansiedad o apatía.
  • Contracturas musculares.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Alteraciones del pelo y las uñas.

Cuando identificas síntomas de que tu organismo no está funcionando correctamente debes parar, buscar un especialista, reeducar tu forma de ser y hacer tu vida, entonces volverás a lo normal. Como pasa en el organismo humano, pasa en el alma y en el espíritu. Para tratar un problema de intoxicación emocional, mental o espiritual no podemos separarnos, somos espíritu, alma y cuerpo, hay que tratar todo de una forma integral.

Si estás pasando por un tiempo de desierto, de soledad; quizás es el momento ideal para tener una desintoxicación integral y prepararte en total pureza para Él. Si no estás en un desierto, de todos modos, aparta el tiempo y prepárate para un proceso de limpieza integral, para presentarte a Dios.

SELAH: Desacelera tu ritmo, toma tiempo para orar y preguntarle al Padre en qué áreas necesitas desintoxicarte, quédate a escucharle y pídele que sea su Espíritu haciendo la obra en tu vida.

1 Comentario

  1. Adolfo

    Cada semana me gustan más estas reflexiones, gracias por compartir CCI.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× WhatsApp